David Stoll, ¿Pescadores de hombres o fundadores de Imperio?, El Instituto Lingüístico de Verano en América Latina
←  Quito 1985 • capítulo 4 • páginas 166-169  →

El misterioso 'Wycleffe'

El primer curso de capacitación de maestros bilingües tuvo lugar en Yarinacocha, la base del ILV cercana a Pucallpa, a comienzos de 1953. Confrontados con una clara amenaza a su monopolio pedagógico, los obispos misioneros protestaron ante el nuevo ministro de Educación. En El Comercio, un sacerdote jesuita, José Martín Cuesta, razonaba así: «La doctora Martha Hildebrandt nos dice... que el Instituto Lingüístico de Verano es una entidad... [cuya] finalidad no es... otra que... filantrópica y filológica. El director del Instituto Lingüístico, señor Townsend... ha manifestado siempre lo mismo». Sin embargo estas afirmaciones no explicaban ciertas cosas: 1) A diferencia de otros cuerpos científicos de un país con tanta diversidad religiosa como los Estados Unidos, un miembro había admitido en 1951 que el Instituto Lingüístico estaba compuesto exclusivamente por protestantes evangélicos. 2) Habían mostrado una gran afinidad con misiones protestantes, proporcionándoles todo tipo de servicios. 3) En contra de las declaraciones públicas del ILV, sus avionetas estaban notablemente menos disponibles para los misioneros católicos. 4) Casi todos los veinte estudiantes del curso del ILV y el Ministerio de Educación eran protestantes o simpatizantes. 5) Como había sido confirmado por misioneros franciscanos, dominicos, pasionistas, augustinos y jesuitas que estaban en contacto con los miembros del Instituto Lingüístico, muchos de ellos estaban montando campañas sectarias contra la religión católica. «Además de ser una organización científica y desinteresada», concluía Martín Cuesta, el Instituto es también una misión protestante evangélica{46}.

En los ministerios, Townsend argumentó que sus lingüistas estaban siendo confundidos con los Adventistas del Sétimo Día y con Sylvester Dirks, un ex-miembro que estaba prosperando como pastor protestante. Persuadió también a la fuerza aérea de hacer de SSAR una subsidiaria de su sistema de transporte militar{47}. Al presentar a Le Tourneau al presidente Odría, Townsend reforzó su posición aún más. Pero a pesar de su intento de ser discreto, los planes evangélicos de Le Tourneau fueron pronto cosa pública. En julio, el arzobispo de Lima protestó ante el presidente Odría, otra vez sin resultados. [167]

El 8 de agosto de 1953, monseñor Buenaventura León de Uriarte –franciscano español, vicario de Ucayali y pastor apostólico del teatro central de operaciones del Instituto Lingüístico– le declaró la guerra en las páginas de La Prensa de Lima. Como sus hermanos católicos, Uriarte acusó al ILV de «realizar una activa y tendenciosa campaña para convertir a los indios de nuestra Amazonía al protestantismo evangélico». Imputó al ILV estar «escondiendo sus verdaderas intenciones en una serie de disfraces». Uriarte fue, sin embargo, aún más lejos: acusó a los lingüistas de ser un arma de los «Wycleffe Bible Translators»{48}.

La Prensa publicó la respuesta de Townsend al lado de las acusaciones del obispo. El fundador empezó preguntando: «¿Cómo podía un científico que cree en nuestro amoroso Jesucristo vivir entre seres humanos que adoran a la boa, y... no decirles nada respecto al cristianismo?». «No realizamos labor evangelista», explicó el Dr. Townsend, «porque el Instituto tiene una misión de carácter científico y no una finalidad religiosa». «Por otra parte», informó el entrevistador, «el Dr. Townsend admitió que personalmente forma parte del 'Wycleffe Bible', pero advirtió que el Instituto nada tenía que hacer al respecto».

Para probar sus pretensiones, Townsend exhibió testimonios. Mostró una carta de George Cross, presidente de la Universidad de Oklahoma, y dejó caer los nombres de dos prominentes lingüistas, los doctores Charles Fries y Louis Luzbetak de las Universidades de Michigan y Chicago{49}. Mientras La Prensa sopesaba las discrepancias entre el venerable obispo y el distinguido científico de la Universidad de Oklahoma, un periodista del Peruvian Times dio un paso adelante. «Los miembros del Instituto no han dicho toda la verdad en este importante asunto», explicaba Malcolm Burke, un católico norteamericano. A la par que Burke lamentaba las afirmaciones poco cristianas del obispo, y aplaudía la labor del ILV, anotó que «los lingüistas, junto con su labor científica, realizan una innegable campaña misional. Ello es tan cierto que no se puede discutir. Los lingüistas son misioneros»{50}.

El 12 de agosto, Uriarte presentó un boletín de la Universidad de Oklahoma donde se mencionaba la relación entre el ILV y Wycleffe. Pocos días más tarde, levantó el asunto de Le Tourneau, acusando al ILV de [168] conspirar con su «millonario amigo y financiador... [para] protestantizar nuestra Montaña». Según La Prensa, Townsend estaba por entonces evitando hacer comentarios y preguntando dónde podría encontrar a Uriarte, para «hacerle una detallada exposición del Instituto de Lingüística»{51}.

Los Hefley omiten la entrevista del fundador con La Prensa, la subsecuente negativa a comentar y la ansiedad por dar con monseñor Uriarte. En su lugar, según los Hefley, Townsend prepara su «única respuesta». En su segunda respuesta, publicada el 19 de agosto en El Comercio, Townsend no hizo referencia a la primera, ya fuera para sugerir que había sido citado erróneamente o que se estaba retractando.

«Tenemos, pues, un doble aspecto», escribió el fundador. «Nuestro trabajo de doble tipo nos trae contactos de doble tipo y por esto fundé una segunda institución que también es asectaria, llamada Wycleffe Bible Translators. Consiste en una pequeña oficina en Glendale, California y otra más pequeña, en Chicago, Illinois. Absolutamente no tiene vida aparte del Instituto Lingüístico de Verano, y existe solamente para conseguir fondos y reclutar [miembros] para nuestro trabajo. Las dos instituciones son análogas en muchos sentidos».

En relación al «sostenedor principal», Townsend explicó que el ILV estaba cooperando con todo el mundo, incluido el señor Le Tourneau, «con quien no tenemos más conexión que una amistad reciente». Unos pocos días antes, el hijo de Le Tourneau había dicho lo mismo a La Prensa, añadiendo que el ILV había sido incluido «en las contribuciones hechas por la Fundación Le Tourneau a varias organizaciones, pero no tenemos conexiones con ellos»{52}.

El Instituto Lingüístico no era sectario, declaró Townsend, porque «ninguna secta contribuye con donaciones para nuestra obra. Son particulares y grupos independientes los que nos sostienen»{53}. No sólo se olvidó de mencionar la Declaración Doctrinaria de Wycliffe; desde entonces, permitió que su testamento fuera descrito como un «clásico de la diplomacia cristiana». Los arzobispos no estaban impresionados. Algunos días más tarde, hicieron Pública una declaración respaldando a su obispo Uriarte{54}. [169] A principios de septiembre, el presidente Odría acordó una sesión extraordinaria de su gabinete para dar una resolución respaldando al ILV, incrementar su subsidio, y condecorar a Townsend por sus distinguidos servicios{55}. El contrato con Le Tourneau fue firmado en diciembre.

Notas

{46} pp. 5, 18 Comercio 28 de febrero 1953. Cuesta estaba respondiendo a Martha Hildebrandt (ibid 15 de febrero) y a Robert Russell del ILV (pp. 3, 4 ibid 25 de febrero).

{47} Hefleys 1974: 179-80.

{48} El mal deletreo de 'Wycleffe' aparentemente se debió a los pocos datos disponibles en manos del obispo.

{49} pp. 1, 3 Prensa 8 de agosto 1953.

{50} p. 1 ibid 10 de agosto 1953.

{51} pp. 1, 2 ibid 12 de agosto y pp. 17-18 Comercio 15 de agosto 1953.

{52} p. 2 Prensa 13 de agosto 1953.

{53} p. 7 Comercio 19 de agosto 1953.

{54} p. 1 Prensa 23 de agosto 1953.

{55} En contra de lo que afirman los Hefley, parece que Townsend fue condecorado con la Orden «Al Mérito por Servicios Distinguidos» anteriormente, el 25 de mayo de 1953.{56}

{56} Hefleys 1974: 180-1. Hall {1959: 152-3} presenta otra versión de Townsend. 25 de mayo de 1953: p. 16 In Other Words verano 1982.

 

←  David Stoll¿Pescadores de hombres o fundadores de Imperio?  →

© 1982-2002 David Stoll • © 2002 nodulo.org